Artesanía ancestral hecha a mano en tela de algodón con arcilla y tintes naturales.

El bogolán o Bògòlanfini es un tipo de tejido tradicional de África Occidental muy ligado a la cultura de Mali. Su origen se remonta a la etnia Bambara donde la palabra bogo significa arcilla, barro y lan significa hacer; por tanto bogolán significa “hecho con arcilla”. Hay otros pueblos africanos de Burkina Faso y Níger que también utilizan este tejido como los Dogon, Malinkés o Sénoufous.

Este tipo de tejido se fabrica con tiras alargadas de 100% algodón, tejidas e hiladas de manera tradicional, y cosidas las unas a las otras para obtener una gran tela. Una vez finalizado, se cuece en un tinte vegetal  con hojas maceradas o frutas del tamarindo. El tiempo de cocción puede demorar horas. Además de las hojas también se utiliza la corteza y los frutos de los árboles. La técnica lleva largo tiempo de realización, es muy laboriosa, ya que hay que sumergir varias veces el tejido en el tinte obtenido de los árboles según el tono que queramos conseguir, combinándolo con fases de secado y lavado con el fin de que los colores se fijen al tejido primario de algodón. Una vez obtenido el color deseado se realiza el estampado con barro. Después de este proceso y tras una exposición final al sol se aplica un último lavado para retirar el barro que pueda haber quedado adherido al tejido y que quede lo más limpio posible. En la antigüedad las mujeres malienses del pueblo Bambara eran las que según la tradición se encargaban de hacer este tejido con esta curiosa técnica. Prácticamente todas las mujeres sabían tejer ya que su tradición textil se remonta a siglos atrás. El bogolán es por tanto la identidad cultural de un pueblo.

Utilizan materiales como madera o metales con diferentes formas y son usados a modo de molde y con el pincel se dibuja en la tela con el barro teñido de los productos vegetales. Los vivos colores se obtienen de los pigmentos naturales de las plantas y al teñirlas con el barro se consiguen gamas de color ocre provenientes de la arcilla. Los colores que predominan son el ocre, amarillo, marfil, marrón y negro, que combinados con buen gusto dan un resultado singular y único.

 

Se crean así estampados muy característicos con temática, formas geométricas y simbología basada en los proverbios y en la sociedad del pueblo. Por ello tiene un gran valor cultural además de estético. Según el tipo de estampado podía ser usado como vestido por los antiguos cazadores, para ceremonias de matrimonio o para mujeres que iban a dar a luz, ya que le atribuían un sentido simbólico de protección. Antiguamente cada bogolán era único, el ideograma que diseñaba el tejido contaba una historia según su creador. En la actualidad su uso social es básicamente decorativo. El bogolán ha traspasado fronteras, en parte gracias a la creatividad de las nuevas generaciones de artistas. En el Museo Nacional de Mali se puede contemplar la riqueza de esta técnica ancestral.

Texto extraído de http://www.wiriko.org

 

DISPONEMOS DE LOS TEJIDOS BOGOLÁN DE LA FOTO. Se sirven solo bajo pedido, con un tiempo de entrega de entre 1 y 2 semanas.

One thought on “Bogolán o “telas de barro”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *