El aceite de coco es una grasa de origen vegetal que contiene cerca del 90% de ácidos saturados. Se usa tanto en la industria cosmética como en gastronomía y se le atribuyen diversos beneficios.

Los ácidos grasos que contiene el coco son fácilmente digeridos por el cuerpo para obtener energía, fortaleciendo el sistema inmunológico. Uno de los grandes beneficios de este aceite es que tiene propiedades anti virales, antibacterianas y anti fungicidas. Además, tiene un nivel de calorías inferior al del aceite convencional.

El aceite de coco es muy sano para la salud, ideal para regular el nivel de colesterol. Se usa para cocciones, frituras o como aliño para ensaladas. Además, debería ser el único con el que se cocinara, puesto que es el único que no se oxida al calentarlo.

Pero el aceite de coco no sólo puede tomarse, también es un maravillo cosmético natural que hidrata y protege la piel y el cabello. La vitamina E que contiene es un poderoso antioxidante que previene el envejecimiento prematuro de la piel, y sus proteínas reparan los tejidos y contribuyen a la salud celular.

De hecho, expertos/as recomiendan utilizarlo como crema de noche, ya que “repara la piel y le da una luminosidad espectacular”. Se puede usar como cualquier otro tipo de aceite o crema facial o corporal.

Por sus propiedades antibióticas es un buen remedio para prevenir el acné y las infecciones y problemas de la piel.

También es muy efectivo como bálsamo labial y un desmaquillante muy práctico.

Puedes comprarlo aquí

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *